Bohumil Hrabal

La pequeña ciudad donde se detuvo el tiempo

En esta ciudad donde apenas nada ocurre, pasan los conquistadores nazis y llegan los «liberadores» tanques soviéticos, hasta que el régimen comunista lo cambia todo definitivamente. Con un estilo lleno de humor y ternura, Hrabal retrata una vez más lo que somos todos: seres sometidos a los vaivenes de la historia cuya única escapatoria es disfrutar del baile aunque bailemos con la más fea.

Deja un comentario