Tamara Marín

Me quiero más a mí

María tiene una familia que la quiere, una pareja y un buen trabajo. Es la chica perfecta, con la vida perfecta, pero algo en ella se rebela ante tanta perfección. Tendrá que aprender que para querer a alguien primero tiene que quererse a ella misma.
Álex es una persona paciente, que tiene muy claro lo que quiere y no duda en luchar por conseguirlo.
¿Podrá María deshacerse de esa sensación de vacío?
¿Por qué los dos tienen la impresión de que les falta algo?
¿Serán capaces de enamorarse, o tal vez nunca han dejado de estarlo?

Anuncios

Deja un comentario