Pascal Dessaint

Morir quizá no sea lo peor

«La señora Jourda no sabe qué hacer con la iguana en su jaula que le confió su vecina Jérômine Gartner. La joven no ha vuelto a buscarla. Cuando los policías se disponen a forzar la puerta de su piso, constatan que ni siquiera está cerrada. En el interior, Jérômine está tumbada en un sillón. Estrangulada. Detalles curiosos: el aire acondicionado está al máximo y el examen forense revelará la presencia de siete granos de arroz y de siete fragmentos de metal en el esófago de la víctima.
A través de esta historia a cuatro voces en la que se avanza de revelación en revelación, Pascal Dessaint, con la mezcla de gravedad y de humanidad que le caracteriza, nos enfrenta a los retos más importantes de las próximas décadas.»

Deja un comentario