José Luis Clavijo

En el origen de la leyenda

En los finales de la Edad Media, entre capitales de reinos y campos de labradores, podían encontrarse a grupos pequeños aldeanos con sus problemas cotidianos, su rutina diaria y sus leyendas. Estas no son mas que historias que el tiempo va borrando y alterando hasta llegar confundidas hasta nuestros días. Algunas son olvidadas completamente por nuestro contemporáneos, pero otras perviven, como la que se narra en el libro que el lector tiene ante sus ojos. Y no solo porque son contadas de padres a hijos, de abuelos a nietos, o están registradas en algún pergamino con polvo de alguna librería vieja. Algunas aún marcan la vida actual de personas que no saben explicar lo que sucede o hacen mantener viva esas historias que iban de oído a oído, entre generación y generación. Es el ejemplo de la que puedes leer, apreciado lector, entre las palabras de este libro. Una leyenda llena de sangre, terror, misterio y como no podía faltar en toda historia que se precie, amor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s