Irulan Romay

Sin distracciones

Ser una persona educada y culta es una característica admirable en la mayoría de las sociedades de la Tierra, pero en ocasiones son los individuos mal encarados, irreverentes y agresivos quienes se convierten en las estrellas del momento, quienes se roban la gloria que otros no alcanzaron y de paso, los corazones de sexo opuesto. Esto es completamente cierto en este relato en el que la humanidad ha llegado a un futuro muy lejano donde las buenas maneras impuestas por la sociedad terminan convirtiendo a las personas en seres apáticos, desganados e indolentes. Afortunadamente, pulir la personalidad de todos los ciudadanos es algo que sale de las manos de las autoridades. Afortunadamente, algunos individuos escapan de estos condicionamientos y resulta para bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s