Iris T. Hernández

Sabes que te quiero… a mi manera

Soy la envidia de muchos hombres, tengo a las mujeres más espectaculares cuando quiero, pero todas no aceptaban mi estilo de vida. Apareció Hanna y la necesidad de dominarla o dejarme dominar, ya que ella es muy distinta al resto, ambos compartimos una visión diferente y por ello nos compenetramos a la perfección. Nos vemos cuando ambos lo necesitamos sin ningún tipo de compromiso, y estoy seguro de que quiero que así continué durante mucho tiempo, ¿o no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s