Iris T. Hernández

Sabes que te quiero… a mi manera

Soy la envidia de muchos hombres, tengo a las mujeres más espectaculares cuando quiero, pero todas no aceptaban mi estilo de vida. Apareció Hanna y la necesidad de dominarla o dejarme dominar, ya que ella es muy distinta al resto, ambos compartimos una visión diferente y por ello nos compenetramos a la perfección. Nos vemos cuando ambos lo necesitamos sin ningún tipo de compromiso, y estoy seguro de que quiero que así continué durante mucho tiempo, ¿o no?

Acepté por ti

Abi acude a la cita que recibe de una notaría creyendo que se trata de un error. Cuando se marcha, se da cuenta de que, sin pretenderlo, y, está involucrada en una delicada situación de la que no sabe cómo salir. Si toma una decisión precipitada, también afectará a Mike, que no tiene ni idea de que está a punto de perder una parte de la empresa por la que tanto ha luchado en su vida. Sea como sea, la imagen de Abigail ya se ha visto dañada, hasta el punto de que Mike no puede mirarla sin sentir odio y, aunque ella lo atrae mucho, no será capaz de reconocerlo por orgullo.¿Será Abigail capaz de demostrarle que, desde un principio, sus intenciones no han sido las que él cree? ¿Se olvidará Mike del rencor y se dejará llevar por sus sentimientos?

No hay reglas para olvidar

Nasha dejó atrás su zona de confort y se separó de su novio, Andrés Zúñiga, para lanzarse a la aventura, levantar su negocio y construir su reino. El tiempo ha pasado y ella ha conseguido su objetivo; es la reina, hace lo que le gusta y cree que su forma de vida es la que necesita para ser feliz. Sin embargo, todo da un giro cuando se asocia a Genaro. Un mínimo error podría derrumbar todo por lo que ha luchado, pero aun así, no puede negar que la oportunidad es irresistible, sin saber que será el motivo de su reencuentro con Andrés. Él ya no es el mismo desde que Nasha se marchó e intenta alejarse de la oscuridad que ella le provocó. Los dos juegan con fuego, conscientes de que acabarán quemándose. Dos personas destinadas a estar juntas no pueden esquivar su camino, por mucho que la vida los separe de todas las formas posibles, ¿o sí? Si quieres saberlo, déjate llevar…

¿No encontraste el libro que buscabas? ¡ESCRÍBENOS!

Deja un comentario