Cristian Blanco

Sonrisa de madera

Las casas viejas saben guardar bien los secretos familiares. El pequeño Alberto encuentra en el sótano de su tío abuelo un viejo cártel en el que aparece un siniestro muñeco de ventrílocuo llamado Martino. ¿Conservará todavía su tío el muñeco en alguna parte? ¿Y por qué la familia nunca hablaba de ello? Cuando una presencia maligna y oscura les sonría desde un inanimado cuerpo de madera descubrirán porque Martino estaba escondido en el sótano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s