Carlos Martin

El guardián del cementerio

A Maverick le encantan los pequeños placeres de la no-vida: Un trabajo sencillo, mucho aire fresco y una tumba acogedora en un buen cementerio abandonado lejos de los vivos. Pero cuando el alcalde del pueblo decida derribar su casa para construir sobre ella una serie de horribles edificios y centros comerciales, los fantasmas de Scomersett tratarán de impedir que les echen de sus hogares y detener a un misterioso médium que parece empeñado en destruirles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s