Betzacosta

Sucedió un diciembre

Ambos aprendieron que la vida puede cambiar en un momento.
Ella decidió que eso significaba agradecer por cada instante.
Él optó por esconderse entre sus demonios.
Antes de perder tantas cosas en su vida Ryan él era el chico más popular de su pueblo, pero ahora se conforma con estar recluido en su cabaña y pasar desapercibido.
Silene huye de nuevo de sus errores y maldición personal cuando se encuentra frente a frente al hombre que la rescató en el pasado. Un hombre a quien recordaba tan luminoso y extraordinario como lo es su pequeña Dahlia. Sin embargo, ahora parece haber olvidado que el acto bondadoso de un extraño puede cambiar y afectar el rumbo entero de una vida. Ella se propone recordárselo con la ayuda de su hija y de la magia esperanzadora de la Navidad.
Esa magia que cada año otorga pequeños milagros y que quizá, en este, les concedería a todos lo que esperaban en el fondo de sus corazones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s